sábado, 24 de noviembre de 2007

Etapa 08: De Pamplona a Villanueva de Arakil

Casi sin proponérnoslo ha coincido podamos hacer en esta fecha la travesía de hoy, y digo esto porque no estaba previsto hasta el próximo mes de diciembre, porque no teníamos muy claro el recorrido de salida de Pamplona y, también, porque el día venía anunciado como de fuertes lluvias. Pues bien, a pesar de estas circunstancias nos hemos puesto de acuerdo y hemos iniciado el día dejando nuestros vehículos en Villanueva de Arakil, donde hemos cogido el autobús con destino a Pamplona. El día ha amanecido con muy pocas nubes y la previsión es de lluvias en la vertiente cantábrica, no así en la mediterránea que es por donde nos vamos a mover hoy. Las temperaturas fría, rondando los cero grados.

En pocos más de treinta minutos el autobús nos deja en la estación de autobuses de la capital navarra. Como anécdota cabe mencionar que en la etapa anterior realizada en un sábado, al lunes siguiente se cerraba definitivamente la antigua estación de autobuses ya que se inauguraba en este día la actual a donde hemos arribado. Resulta tan nueva que el mismo conductor del autobuses confiesa desconocer la dinámica de acceso a la misma puesto que es su primer viaje a esta estación. Se trata de un amplio espacio con mucha luminosidad y diversos servicios de atención a los pasajeros, sin lugar a dudas que ha mejorado sensiblemente este nuevo enclave.

Hablar de la ciudad de Pamplona en esta reseña resulta innecesario puesto que el conocimiento de datos sobre esta capital es ampliamente conocido, tanto de su gran historia pasada como de sus fiestas y su historia actual.

La salida de la estación de autobuses se encuentra precisamente en los parques de La Ciudadela (442 metros), donde nos adentramos para iniciar el recorrido de hoy. La tranquilidad de la mañana invita a dar un rodeo por este bonito lugar.

"El Parque de la Ciudadela se encuentra en el centro geográfico de la ciudad. Se trata de un imponente pentágono amurallado, construido entre 1571 y 1645 convertido en un espacio verde de 280.000 metros cuadrados con abundantes zonas de arbolado y praderas muy utilizado por los pamploneses para actividades de ocio y deporte. La Ciudadela es un importante recinto amurallado en forma de estrella, cuyos baluartes terminan en punta de flecha y que acoge diversos edificios de origen militar en los que se suelen realizar numerosas exposiciones de arte. Lo mandó edificar Felipe II para la defensa de Pamplona. Desde 1.973, es Monumento Nacional. El conjunto fortificado de cinco baluartes fue construido según el sistema Vauban, similar a la Ciudadela de Amberes…"

Hemos rodeado todo el parque que dejamos atrás tomando la Avda. del Ejército que recorremos en dirección al Parque de La Taconera, que queda a nuestra derecha, para llegar hasta el Barrio San Juan en dirección al Parque de Biurdana y, seguido, cruzar por el Puente de San Jorge a la otra orilla del Río Arga. A partir de este punto tomamos dirección W por toda la orilla del río, recorriendo un bonito trecho de arbolado que nos lleva en breve recorrido al Puente de Miluze.

Según algunas crónicas… "el Puente de Miluce: p a r e c e ser que data de la época romana o alto medieval, pero fue reconstruido en el siglo XIX lo que le restó pendiente. Une el barrio de San Jorge con Barañáin. Una antigua tradición mantiene que el nombre del puente, Miluce (en euskera lenguas largas), hace referencia a un ajusticiamiento en los tiempos de Carlos II el Malo (1357). Según cuentan, unos caballeros que se negaron a pagar los impuestos al rey fueron ahorcados colgándolos de los ojos del puente. De aquí su nombre de "Miluce" o lenguas largas". Otras crónicas añaden que Carlos II…"Inauguró su reinado con el episodio de los "enforcados" de Miluze, castigo ejemplar (1351) a los que habían conspirado durante el reinado de su madre y ausencia suya. Lo cierto es que el puente se encuentra en perfecto estado de conservación y destaca por su singular construcción.

Dejamos la orilla del río y tomamos en dirección a Orcoyen, por el Camino de Arazuri; tras cruzar unas vías de ferrocarril, continuamos por la zona urbanizada del polígono industrial de Orcoyen, que dejamos atrás para encontrarnos en nuestro paso con un enorme desmonte de tierras donde se encuentra trabajando una excavadora, y que debemos superar para llegar a las primeras casas en la entrada de de Orcoyen (445 metros).

De este núcleo urbano se menciona en Wikipedia: "La primera noticia histórica de la localidad fue a principio del siglo XIII…Durante la Edad Media, en Orcoyen se celebraban ordalías o juicios de Dios... En el final de la Guerra de la Independencia, después de la batalla de Vitoria, el General Wellington tuvo su cuartel general en lo que hoy es la "casa del cura" mientras dirigía las operaciones militares para la toma de Pamplona…"

Como se puede apreciar, llevamos recorridos unos siete kilómetros en los que nos hemos visto obligados a sortear semáforos, pasos de cebra, carreteras generales, vía de ferrocarril y desmontes de tierra, habiendo discurrido por parajes totalmente urbanos e industriales. La conclusión hasta este momento es de que, inevitablemente, nos hemos tenido que "tragar" todo lo anterior asumiendo las penurias que representan los aledaños de una ciudad como la que hemos dejado atrás. En cualquier caso no deja de representar una anécdota, dentro del contexto global de nuestro propósito, que aceptamos de buena gana ante las múltiples satisfacciones que nos reporta este proyecto que estamos haciendo realidad.

Es a partir de Orcoyen cuando empezamos a disfrutar de terrenos mas adecuados para nuestros fines montañeros. Una pista nos saca del pueblo y, en descenso, nos conduce directamente a la autovía "Ronda Oeste" de Pamplona, que logramos superar por un túnel existente a la altura del Km. 93 (409 metros). Superado el túnel, presumíamos dirigirnos en dirección W al objeto de llegar a Asiain, sin embargo el encuentro con Juanjo nos va a modificar los planes.

Procede mencionar que habíamos estado en contacto con el pamplonica Juanjo Beaumont al objeto de que nos facilitara la mejor salida de Pamplona hasta llegar a Asiain. Carlos le había enviado un correo invitándole a participar con nosotros en esta jornada, y su ausencia había sido tema de comentario y de extrañeza. Pues bien, nada más salir del túnel mencionado anteriormente, nos aborda Juanjo sorprendido de nuestra presencia. La cuestión es que no había recibido el correo y que, precisamente, se encontraba estudiando sobre el terreno la mejor opción para superar esta zona y remitírnosla. Aclarada la situación nos orienta sobre la dirección más adecuada y nos aconseja tomar un bonito cordal desde el que se domina una extensa planicie a ambos lados del mismo. Se trata del cordal que pasa por el Alto de la Bandera (460 metros) y el Alto de los Pinos (465 metros) y que termina detrás de la iglesia San Martín del pueblo de Iza, donde no entramos dejándolo a nuestra izquierda. En este punto Juanjo nos deja para regresar a Pamplona. Ha resultado un afortunado encuentro.

En la página del ayuntamiento de la Cendea de Iza se menciona lo siguiente: "Se llama "distrito municipal de Iza" desde la fusión de la cendea de este nombre y del Valle de Gulina,…El municipio está formado por las localidades cendearias de: Aldaba, (Aldaz), Ariz, Atondo, Erice (capital), Iza, Lete, Ochovi, (Orderiz), Sarasa y Zuasti, y por las cinco de gulita: Aguinaga, Cía, Gulina, Larumbe y Sarasate.

Tomamos dirección N por una pista agropecuaria que nos lleva directamente hasta toparnos con las vías del ferrocarril de Zaragoza a Alsasua, que recorremos en paralelo durante cosa de un kilómetro, cruzándolas a la altura de la estación de Zuasti, para tener que volver a cruzarlas poco más adelante salvando un terraplén, al objeto de dirigirnos al núcleo próximo de Aldaba.

Nota: Con el fin de evitar esta última parte del recorrido que nos lleva por las vías del ferrocarril y que más adelante nos obliga a pasar por una zona de siembra, que presumimos que en otra época del año pueda resultar imposible, se facilita un segundo track (lo llamamos "corregido").

De una u otra manera se llega a la singular construcción de Orderiz por donde pasamos para dirigirnos hasta Ariz (472 metros), tras haber cruzado por una zona de siembra, en esta época "en barbecho". Desde este punto iniciamos una subida por la Sierra de Zabalgana que con sus 621 metros de cota máxima debemos remontar por un cortafuegos , para descender de nuevo hasta toparnos con las vías del ferrocarril de Alsasua a Pamplona, en su kilómetro 197 (455 metros). Tomamos dirección W hacia la Sierra de Saldise dejando atrás las vías del ferrocarril y seguimos primero un bonito sendero entre arbolado, y más adelante unas parcelas, hasta llegar a la carretera NA-7020 por donde vamos a caminar durante cosa de un kilómetro para cruzar el río Arakil que fluye con abundante caudal por esta zona, habiendo pasado previamente por el pequeño pueblo de Anoz (430 metros), que forma parte del municipio de Ezcabarte, junto con Adériz, Ezcaba y Garrués.

Hemos dejado la carretera para iniciar una pequeña subida por la NA-7023 que muere en nuestro punto inmediato de destino, si bien dejamos el asfalto y tomamos un sendero que nos sirve de atajo en esta subida. Llegamos al pueblo de Ilzarbe (544 metros) donde hacemos una parada para reponer energías.

Todos estos pueblos forman el Valle de Ollo (Ollaran) donde se encuentra enclavado el famoso Manantial de Arteta, una de las principales salidas naturales de las precipitaciones que caen sobre la Sierra de Andía. Alguna referencia a esta zona indica que …"Arteta se plantó en medio del valle hondo, mientras Ollo, Senosiain y Ultzurrun se repartieron a izquierda y derecha de las laderas. Lízarbe y Saldise guardan los flancos medios de la garganta de acceso. Anotz custodia la embocadura y a Egillor y Beasoain los llevó el río y se quedaron altos y distanciado de cualquier acometida". Toda esta zona bien merece una visita expresa para conocerla más en detalle.

Por camino bien señalado y sin ninguna dificultad de acceso, llegamos a la altura de la Borda de Gartxorena (668 metros), donde tomamos un sendero a nuestra izquierda que nos lleva sin demasiadas dificultades hasta el collado de Las Tres Mugas (839 metros) entre los montes Txurregui y Gaztelu. El tiempo ha ido empeorando y el fuerte viento acentúa el frío existente, si bien la lluvia no llega a molestar demasiado aunque llevemos ya un buen rato con su presencia en forma tenue (el llamado sirimiri). Sin dejarnos llevar por las malas condiciones metereológicas y la intensa presencia de niebla, tomamos en dirección E la subida que nos lleva hasta la cumbre del Gaztelu (1.001 metros), punto más elevado de nuestra jornada de hoy. Resulta una pena pero lo cierto es que no llegamos a tener nada de visibilidad. El nombre de esta cima viene de un castillo existente en Ollo que servía de defensa y guarda del corredor de Arakil en su paso hacia Pamplona.

De vuelta al collado de Las Tres Mugas, un breve ascenso hasta la zona de El Hayal (925 metros), en las faldas del monte Satrustegui, nos sitúa en el inicio de la bajada que vamos a realizar por una pista bastante pendiente en algunos tramos que discurre dentro de un magnífico hayedo. Es una bajada bastante rápida y cómoda, si bien el suelo arcilloso provoca en ocasiones que no podamos mover nuestras piernas por el peso que van adquiriendo las botas, cuestión que resolvemos en las numerosas zonas de hierba que encontramos. La pista termina en el pueblo de Satustregui (475 metros) desde donde podemos acceder al final de nuestra etapa por un corto tramo de carretera asfaltada, dando por finalizada la travesía de hoy en Villanueva – Hiriberri de Arakil (450 metros), lugar donde hemos dejado nuestros vehículos a la mañana. Son casi las cinco y media de la tarde y empieza a hacerse de noche, habiendo empleado en el recorrido un tiempo total de unas ocho horas y media.

Nuestra opinión es de que hemos "robado" esta etapa al tiempo y a las circunstancias urbanístico-ambientales, en cualquier caso hemos pasado una jornada muy agradable con bastante buen sabor de boca. Como resulta preceptivo, el día termina en el pueblo de Huarte-Arakil donde nos metemos unos "bokatas" con sendas "birras", café y "chupitos" de buen patxarán de la tierra.

Desniveles
Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Track sobre ortofoto. Para Detalles y descarga del track, pulsar sobre el icono de salida