sábado, 10 de febrero de 2007

Etapa 01: De Bilbao a Amorebieta

Hemos quedado con Beltri y Larra en esperarles en la estación de autobuses de Luis Briñas ya que llegan a las 7,30 horas en el autobús que viene de Donostia. Carlos, más listo, viene de Vitoria en coche y se ahorra el madrugón que le tenía prometido Beltri.

La primera sorpresa del día es apreciar la existencia de unos cinco autobuses más que, procedentes también de Donostia, vienen llenos de bellas damas que nos hacen despertar del todo. Más tarde nos informamos de la existencia de una convocatoria de examen para Osakidetza.

Tomamos un tranvía al lado de la misma estación, que nos lleva en una visita turística por todo el "Bilbao de enseñar", pasando por el Palacio Euskalduna, Museo Guggenheim, Paseo de Abando- Ibarra, Puente de Calatrava, Torres de Isozaki y Ayuntamiento, llegamos a la Plaza Circular donde nos apeamos y desde donde iniciamos esta etapa. Pasando por la Estación de Abando para ver su espectacular vidriera, entramos también en la estación de FFCC de Santander para continuar por el Puente del Arenal y Arriaga hasta la calle Correo del Casco Viejo bilbaíno. A estas alturas hemos debido consumir muchas energías de tal manera que nos permitimos tomar un desayuno en toda regla, "osease", café con leche y croasan unos y bollo de mantequilla otros.

Repuestas nuestras energías seguimos hasta la Catedral de Santiago, llegando hasta la Ribera donde podemos ver la Plaza del Mercado y la Iglesia de San Antón, emblemática por formar parte del escudo de la Villa junto con el puente del mismo nombre.

En nada hemos llegado a otra nueva estación de FFCC en este caso la de "Atxuri", punto de salida y entrada de los trenes procedentes de Donostia. La dejamos a nuestra derecha en dirección a Miraflores tomando un camino que a media altura nos lleva por la margen derecha del Nervión hasta "La Peña".

Los "giputxis" han disfrutado de todo lo que han visto quedándose admirados del cambio que ha dado Bilbao de diez años a esta parte.

Ya en "La Peña" vamos tomando altura por el campo de fútbol de "Montefuerte" en dirección al parque de Malmasín que con sus 170 hectáreas de terreno se ubica a ambos lados de la línea divisoria de Arrigorriaga y Basauri. Sin apenas darnos cuenta y disfrutando de las vistas y agradable temperatura, en una media hora no encontramos en la primera cima del recorrido. Se trata del Monte Malmasín que con sus 360 metros de altitud domina una extensa área urbana de Bilbao, Basauri, Arrigorriaga y Galdákano.

Continuamos nuestra andadura bajando hasta Arrigorriaga por diversos barrios que, a pesar de la masiva urbanización producida en toda esta zona tan próxima a Bilbao, aún conservan parte de la esencia característica de estos conjuntos del caserío vasco. Cuenta la leyenda que el nombre de Arrigorriaga ("lugar de piedras rojas") proviene de la batalla de Padura cuando allá por el año 870 u 888, en un lugar llamado Padura (actualmente Arrigorriaga), los vizcaínos derrotaron a los leoneses en una cruenta batalla. Así, el nombre de Arrigorriaga tendría su origen en la sangre derramada que cubría el campo de batalla. Otra hipótesis, menos romántica, dice que el origen del nombre son las antiguas vetas de hierro que se podían encontrar en el monte de Ollargan.

Lo cierto es que hemos bajado a 50 metros de altitud y que, cruzando de nuevo el río Nervión, iniciamos la subida a la segunda cumbre de nuestro recorrido de hoy. Se trata del Monte Artanda que con sus 550 metros nos deja "para el trapo" ya que tiene unos desniveles de mucha consideración.

Llegando a la cima observamos la presencia de un montañero que nos ha adelantado en coronar su cumbre, y a medida que nos acercamos nuestra sorpresa va en aumento cuando nos percatamos que se trata de nuestro ilustre "Sheriff" Julio que nos lleva esperando ya un rato, hasta el punto de que se ha tenido que abrigar porque se estaba quedando frío. El ladino de Carlos había hablado con él por el móvil y no nos había dicho nada. ¡Una agradable sorpresa! .

Esta zona por donde a partir de ahora vamos a andar, se caracteriza por la enorme presencia de pino determinando un paisaje no demasiado "gustoso" ya que los bosques de pinos en esta zona están pensados únicamente para la explotación económica de la madera, siendo su plantación masiva y poco cuidada en el aspecto estético. Que duda cabe que se trata de árboles pero …….

Por pistas forestales vamos sorteando el cordal que en suave descenso hasta los 375 metros, inicia más tarde una larga subida que nos lleva hasta la base del Mandoia. Destacar la presencia de un pastor con un numeroso rebaño de cabras que conduce montado en un caballo y acompañado de tres perros que se mueven constantemente siguiendo sus órdenes. Por estas tierras no resulta habitual este sistema de pastoreo.

El ascenso al Mandoia lo hacemos sin demasiadas dificultades coronando sus 615 metros de altitud. Las dificultades surgen por la presencia de un numeroso grupo de "jóvenes" que en cuatro vehículos 4x4 han accedido hasta la misma cumbre del Mandoia…¡manda "güevos"!, y con los que tenemos una "callada" conversación recriminatoria. Por supuesto que no sólo no nos hacen caso sino que se cachondean de nosotros a la cara.

¡¡Ah!!..., había olvidado que en este Foro alguna persona mal intencionada ha establecido dos diferentes categorías entre los foreros, los "romanos" y los "cartagineses", distinguiéndose ambos grupos por que los primeros no llegan a los cincuenta "tacos" de edad, siendo los segundos los que la superan. Comentar que entre los presentes en el Mandoia, salvo el Sheriff Julio los otros cuatro superamos esa barrera de los cincuenta, y alguno ya está metido en plena "ancianidad" con más de sesenta, en definitiva… ¡que somos unos puros cartagineses!.

Mientras que Julio nos ha dejado en la misma cumbre del Mandoia ya que ha tomado dirección hacia Bedia desde donde había subido, el resto en agradable conversación y disfrutando del buen tiempo que nos sigue acompañando, tomamos la rápida bajada que nos va a situar en el collado a 265 metros. Esta bajada es bastante complicada de encontrar puesto que la tala reciente de un pinar ha eliminado todo tipo de referencia respecto a senderos, pero gracias a que previamente la habíamos inspeccionado, lo hacemos sin demasiada dificultad pero con bastante barro producido por las máquinas que por allí se encuentran.

Una cómoda pista de unos dos kilómetros nos sitúa en las inmediaciones del inicio de la subida del que va a ser la última cumbre de esta travesía. Las fuerzas no están muy sobradas a estas alturas de la jornada y resoplamos para lograr llegar hasta la cumbre del Apario, que con sus 406 metros de altitud domina una parte importante del Valle de Arratia y desde donde también podemos observar en dirección E el macizo cárstico de Aramotz hacia donde pensamos dirigirnos.

Al objeto de evitar la cantera que se explota en las laderas del Apario hacia Lemoa, habíamos previsto descender por su ladera N cosa que hacemos, sin embargo la bajada resulta bastante escarpada al principio y más tarde no muy clara, sin embargo damos perfectamente con un sendero que nos lleva hasta el barrio de Padure desde donde se inicia una bajada por carretera asfaltada, que nos sitúa en la carretera N-210 muy próximos a Lemoa en dirección hacia Igorre. Estamos a 60 metros de altitud.

Una vez cruzada la N-210 debemos a su vez superar el cauce del Río Arratia que hacemos por un puente próximo y desde donde acometemos la última subida de la jornada hacia la Ermita de San Pedro en el barrio de Elorriaga. Lo cierto es que no teníamos catalogado como cumbre la subida, sin embargo el recorrido que debemos superar hasta llegar a la cota de los 300 metros en que se encuentra nos pasa factura y resulta bastante penoso, básicamente por la falta de mentalización ya que inconscientemente habíamos pensado que llegar hasta este punto no requería demasiado esfuerzo, eso sí, hemos logrado evitar la carretera asfaltada que accede a este barrio encontrando un sendero de hierba mucho más cómodo. Al lado de la ermita de San Pedro se encuentra una fuente de agua que asaltamos para reponer líquidos y poco más arriba, ya tomamos un sendero que sin perder altura nos lleva directamente a la bajada que del Belatxikieta se dirige hacia Amorebieta.

Este último tramo del recorrido en cómoda bajada de unos 225 metros que nos lleva directamente hasta la iglesia de Amorebieta, en su mismo centro urbano, dando por finalizada la etapa que celebramos con unos pintxos y unas buenas birras en un bar próximo.

Desniveles
Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Track sobre ortofoto. Para Detalles y descarga del track, pulsar sobre el icono de salida